Gente Muerta Historia de Terror

Gente Muerta Historia de Terror

0
(0)

Mi nacimiento fue muy complicado y algo confuso, pues los doctores decían que yo sería varón y aparte que naceríamos dos bebés, pero solo nací yo Gente Muerta Historia de Terror.

Mi madre dice que faltando unos meses antes que naciera, en la casa de su suegra en donde vivía, comenzaron a pasar sucesos extraños, en varias ocasiones afuera de la casa se acercaba un perro negro y en otras ocasiones algún tipo de ave volando sobre el techo de la casa.

A mi edad de 7 años jugaba con un niño “imaginario”, al menos eso pensaban mis padres, dicen que en varias ocasiones hablaba sola, y pedía agua para mi amigo. Ellos imaginaban que como todo niño crecería y me olvidaría de eso…

Una vez estando sola en mi casa me sucedió mi primer encuentro paranormal.

Esa tarde me encontraba escuchando música con mis audífonos y de la nada el sonido comenzó a cambiar distorsionándose, no presté mucha atención pues creía en el momento que era normal o que la canción estaba mal, pero mientras estaba acostada en la cama de mi cuarto viendo hacia la puerta, algo atrajo mi atención, como si alguien me estuviera observando, presté un poco de atención, cuando de pronto vi que alguien pasó de un lado al otro caminando, era como una nube oscura en forma de cuerpo, fue tanta mi impresión que el miedo comenzó apoderarse de mí.

Inmediatamente, me levanté de la cama viendo hacia la puerta, y sentí un aire muy frío. Un fuerte escalofrío comenzó a recorrer mi cuerpo, la tensión incrementaba pues escuchaba en una de las habitaciones de a lado cosas moverse y yo seguía sin poder reaccionar o sin saber que hacer, hasta que se dejó de escuchar, salí de mi cuarto y no estaba segura de decirle a mis padres, así que no les dije nada en ese momento.

Desde ahí todo cambio, comenzaron a suceder cosas aún más extrañas.

Un tío estaba de visita en la casa, mientras mi mamá y él conversaban, yo me encontraba en la habitación de mis padres acostada en la cama, en una de las ventanas me percaté que algo estaba muy extraño pues atrás de una de las cortinas podía distinguir una sombra, y me le quedé viendo durante unos segundos cuando de pronto escuché una voz que dijo: “acércate” en segundos sentí una presión de miedo en el pecho, grité tan fuerte que mi mamá y mi tío me escucharon corriendo hacia el cuarto para ver que me pasaba.

Salí del cuarto diciéndoles que no quería estar ahí y les platiqué lo que había escuchado, mi mamá intentó tranquilizarme diciéndome que tal vez me había confundido escuchando la voz de ellos mientras conversaban, de pronto se cerró la puerta del cuarto muy despacio y todos la volteamos a ver, mi tío la abrió y dijo fue el aire, pero yo al ver la cortina ya no se veía la sombra que estaba ahí antes cuando todo sucedió.

Mientras estábamos en el cuarto y mi tío observando todo, comenzó a sentirse un viento muy fuerte, que las cosas se movían, y comenzaron a caer varias cosas al piso. Mi mamá y mi tío se quedaron callados y nos salimos del cuarto, estaba aterrada y mi madre seguía tranquilizándome.

A partir de esa noche, y en adelante empecé a soñar varias cosas extrañas, se me acercaba gente muerta, me enseñaban lugares, incluso me pedían ayuda o me daban mensajes para decirles a sus seres queridos, yo sé que eran sueños, pero los vivía tan reales.

Un día mientras visitamos a mi abuela, le platiqué sobre los sueños; mi abuela dice que ese es un don que no mucha gente lo tiene y que aquellas cosas que asechaban la casa en donde vivíamos eran nahuales que buscaban quitarme lo que tenía. Sentí miedo cuando mi abuela me dijo todo eso.

Uno de mis casos más fuertes, hasta ahora fue cuando viajamos al estado de Guerrero a visitar a una tía que vivía sola.

Mi tía nos dio unas habitaciones en donde quedarnos, todo parecía estar normal hasta que en la noche me fui a la habitación que mi tía me había prestado para dormir, al tocar la manija de la puerta para abrirla, me daba una descarga, o esto que llaman “toques”.

Cuando estaba lista para dormir, me acosté y apagué todo, en la oscura habitación había un punto de luz emitido por uno de los conectores, estaba muy oscuro, pero aun así me dispuse a dormir, recuerdo que comencé a sentir el ambiente muy extraño y con él una pesadez en todo mi cuerpo, noté que aquella pequeña luz, se iba alejando cada vez más y más, me sentía desorientada.

De pronto comencé a sentir varias manos sobre mi cuerpo que me apretaban lastimándome, los pies, las muñecas de las manos, los brazos y voces que decían: “quiero luz, quiero agua, quiero luz ayúdanos” la habitación oscureció más y vi tres siluetas, dos niños y un adulto.

Yo sabía quieres eran (por cuestiones personales no diré sus nombres), pero en ese momento todo oscureció y al abrir mis ojos era de día, había sido un sueño, pero lo había vivido tan real.

Al ver mi cuerpo, encontré varios moretones, esa mañana mis padres y mi tía estaban en la cocina y comencé a platicarles.

Mi tía comenzó a sollozar, pues la gente muerta que había visto eran sus dos hijos y su esposo que habían fallecido hace tiempo, ella se olvidó de ellos varios años y dejó de ponerles velas y agua.

 

Autor: Joss (convocatoria de relatos de terror Edy Doo)

Derechos Reservados

¿Te ha gustado esta historia?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar esta historia.

REDE
Author: REDE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.