La Casa De Mis Abuelos Historia de Terror

La Casa De Mis Abuelos Historia de Terror

0
(0)

Las anécdotas que voy a contarles ocurrieron hace muchos años en casa de mis abuelos La Casa De Mis Abuelos Historia de Terror, cuando yo tenía 8 años… Ellos viven hasta arriba de un edificio, se podría decir que en la azotea; donde hay varios cuartos, tanques de gas y espacio para tender la ropa. Está muy alumbrado, por lo que es muy oscuro cuando anochece. Cuando mi abuelita se levantaba en la madrugada para ir al baño, nos comentaba que veía a una mujer vestida de blanco, siempre nos asustaba a mis hermanas y a mí contándonos esas historias, nos decía que a ella no le daba miedo, porque hay que tenerles más miedo a los vivos que a los muertos, pero a nosotras nos intrigaban sus anécdotas. Una noche, justamente hablábamos de las cosas que ella veía, nos encontrábamos en la cocina, mi mamá, mi abuela, mis hermanas y yo, eran cerca de las 12 de la madrugada. En aquel entonces vivía con ellos un primo de mi mamá que dormía en uno de los cuartos que estaba hasta el fondo de su casa. Platicábamos, cuando de pronto, el primo de mi mamá se asoma a la cocina para preguntarnos si ocupábamos algo, todas respondimos que estábamos bien. Nos preguntó que si de casualidad alguna de nosotras habíamos tocado su puerta (volteándonos a ver a mis hermanas y a mí) y mi mamá respondió que nadie habíamos salido de la cocina. Nos platicó que mientras estaba acostado listo para dormir, escuchó que tocaron la puerta muy despacio, él preguntó que quien era, pero nadie le respondió, ignoró porque ya tenía sueño y escuchó que alguien movió la manija para abrir la puerta, y él se levantó para asomarse, pero no había nadie. Fue entonces donde intrigado se dirigió a la cocina para preguntarnos. Nos dio mucho miedo cuando nos dijo eso, y mi mamá mejor decidió llevarnos a dormir para que ya no estuviéramos pensando en esas cosas. Días después, mi abuela se había ido a trabajar y un tío (hermano de mi madre) nos llevó a la tienda a mis hermanas y a mí, mientras mi mamá se quedó lavando ropa sola en la casa. Cuando regresamos, mamá se veía muy asustada, estaba sentada en una silla que tenía mi abuelita en medio de dos camas en su cuarto, se nos hizo muy extraño y le preguntamos si le había sucedido algo, ella nos respondió que cuando nos fuimos, a los pocos minutos escuchó que abrieron la puerta. Cabe mencionar que la puerta de la casa, es una reja y emite mucho sonido cuando se abre o se cierra, entonces sin voltear, escuchó clarito la voz de mi tío que le dijo: “hermana…”, ella preguntó que se nos había olvidado, pero no obtuvo respuesta, volteó para ver qué quería mi tío, pero no había nadie y la puerta azotó cerrándose sola. Se nos puso la piel de gallina, hasta mi tío se quedó impresionando. Pasamos muchas cosas similares ahí, ya que cada que mis hermanas y yo teníamos vacaciones en la escuela, la pasábamos en la casa de mis abuelitos… Así que regresamos en otra ocasión, pero esa vez solo mi hermana mediana y yo nos quedamos ahí, porque mis padres y mi hermana mayor, nos alcanzarían días después. Una tarde estaba acostada con mi abuela en su cuarto, yo tenía mi cabeza colgando de la cama, viendo hacia la ventana del patio, estaba entretenida, cuando de pronto vi que pasó una mujer con vestido blanco que volteo a verme con sus ojos negros y una expresión espeluznante. Inmediatamente, me levanté volteando hacia la ventana, estaba en shock no lo podía creer, vi a mi abuela y le dije: “abuela vi una mujer de vestido blanco” mi abuela se levantó de su silla y miró hacia la ventana, mientras yo estaba detrás de ella aterrada, yo no podía más con el miedo e incluso comencé a llorar de la impresión. Nunca había presenciado algo como eso, hasta ese día. Siento que por algo pasó, ya que días más tarde, mi tío, el único hermano de mi mamá, falleció a los 21 años, ese funesto evento es una parte de mi vida demasiado triste. Después del fallecimiento de mi tío, mis abuelos se refugiaron en la religión, comenzaron a ir más a la iglesia, cada fin de semana, lo hacían con mucha fe, tal vez esto ayudó, ya que los eventos paranormales cesaron definitivamente, pero las experiencias que ahí vivimos se quedarán en mi cabeza para siempre…

 

Autor: Anónimo

Derechos Reservados

¿Te ha gustado esta historia?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar esta historia.

REDE
Author: REDE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.