La Masacre De Marta Historia de Terror

La Masacre De Marta Historia de Terror

0
(0)

Era la hora de mi venganza, desde niña siempre me han humillado y han hecho de mi vida un infierno, todo empezó cuando tenía 8 años La Masacre De Marta Historia de Terror, mis compañeros de aula siempre me echaban a un lado por ser diferente a ellos, era una niña muy tímida, por el simple hecho que no hacia lo que ellos querían que haga, ellos se molestaban y me golpeaban, así era toda la primaria, hasta que mi madre al ver que siempre llegaba con moretones, fue con la directora del colegio y se quejó, la directora dijo que tomaría medidas drásticas para los niños que me molestaban, mandó a llamar a sus padres, pero estos tenían mucha influencia por ser de buena familia, la directora no pudo hacer nada, mi madre al ver eso, decide cambiarme de colegio. Estaba iniciando mi secundaria en un nuevo colegio, por fin mi vida cambiaría pensaba que todo me iba a salir bien, pero no fue así, al ingresar me vieron como un bicho, me sentí intimidada que baje la mirada, al terminar la clase el profesor se retira, estaba a punto de salir cuando unas chicas me impiden la salida, se paran delante de y me empiezan a molestar, yo les decía que pararan, pero ellas no me escuchaban, me empezaron a agarrar de los cabellos y arrastrarme hasta una esquina y ahí empezaron a darme de patadas, luego se detuvieron y entre risas se van, yo estaba ahí tirada con el cuerpo adolorido, cuando siento que alguien me ayuda a pararme, era una compañera, ella me lleva a la enfermería, ahí soy atendida, pero escuchaba como la enfermera le decía a Liliana así se llamaba la compañera, le decía que no dijera nada a la directora porque solo lo empeoraría, al parecer esas chicas que me atacaron tenían mucho poder sobre el colegio, sus padres eran muy importantes, Liliana le dice a la enfermera que no diría nada, yo en mi mente decía “otra vez no”, sabía que no tenía otra elección, no quería que mi madre se enterara, no quería que se preocupara, o que otra vez me cambiara de colegio, ya había gastado mucho dinero para ponerme en este, solo me levanté y pedí a la enfermera retirarme para mi casa, ella me dice que no trate de cruzarme en el camino de esas muchachas, yo le digo que está bien, y me retiro, Liliana me sigue y me dice que todo saldría bien siempre en cuando no haga cosas que molestaran a esas chicas, desde ese día Liliana se volvió mi mejor amiga, las dos siempre andábamos juntas, evitábamos no cruzarnos con esas chicas, al parecer todo estaba bien. Hasta que un día saliendo del colegio, Liliana me dice que se había olvidado algo en clases, yo le digo que iba a ir al baño y que luego nos veríamos en la puerta del colegio, Liliana me dice que si está bien, yo apresurada voy al baño, pero para mi mala suerte ahí estaban esas chicas que al verme sonríen y me piden que entre, yo les digo que no gracias que no quería molestar, en eso una de ellas me agarra del brazo y me jala para adentro cerrando la puerta del baño, ahí adentro empezaron a darme de golpes, ya no aguantaba más quería que pararan, pero una de ellas me lanza contra la pared que yo al impactar con la pared caigo al suelo fuertemente cayendo de cerebro, en ese instante muero rápidamente, me veo ahí tirada, mi espíritu se encontraba a lado de mi cuerpo, veía como mi cabeza sangraba, también veo como esas chicas se asustan y empiezan a irse del lugar, al rato mi amiga Liliana entra y encuentra mi cuerpo, empieza a llorar en mi pecho, estaba con mi sangre en sus manos, cuando en eso entra la directora con una de las chicas, estaban acusando a Liliana de mi muerte, ella gritaba que era inocente, que me había encontrado así, la directora no le creyó, y llamaron a la policía al llegar la policía se llevaron a Liliana, yo estaba que reventaba de odio, quería justicia, quería que las verdaderas culpables pagaran. Pasó unos días y todo parecía normal, como si nada hubiera pasado, se habían encargado de mi madre para que ella pensara que Liliana había sido la culpable, mi madre izo que metieran a un reformatorio a Liliana, luego se mudó a otra ciudad, y esas chicas hicieron su vida normal, yo estaba atrapada en este lugar, quería mi venganza, primero empecé con Estefany, ella estaba en el baño mirándose al espejo, la maldita se estaba arreglando, yo la empujó contra el espejo luego agarro los pedazos de vidrio y le empiezo a cortar el cuello, la lanzo contra el techo y hago que los vidrios se paren en punta así la atraviesan a ella, jajajajjaaja….. Luego entran un grupo de alumnas al escuchar el ruido y solo ven el cuerpo de Estefany atravesada por los vidrios, ellas se aterran y salen gritando, luego llega la directora y asombrada por lo que veía, llama a la policía, ellos llegan y no encontraban a un culpable, solo se llevan el cuerpo y en privado hablan con los padres de Estefany, la directora estaba muy nerviosa y pide a los alumnos que no anden solos y que no se quedaran en el colegio hasta tarde, yo solo observaba lo que la maldita decía y sonreía macabramente, eso no me iba a impedir que acabara con las otras que faltaban, esperé que pasara unas semanas para que se tranquilizaran, luego que pasó el tiempo empecé con mi masacre, ya todos se habían ido cuando solo Miriam y Casandra se habían quedado, ellas estaban conversando por lo sucedido con Estefany, ahí estaban en el aula, yo cerré la puerta del salón y empecé a lanzar las carpetas, ellas estaban muy asustadas que querían salir, yo agarró a una de ellas y la levanto contra el ventilador, su cabeza iba a ser decapitada jajajajaja. …. La acerqué poco a poco, veía sus ojos llenos de terror, ella suplicaba por su vida, ¡¡¡¡pero eso no me detuvo y pum!!!!… La dejé sin cabeza a la maldita su sangre chispaba por todos lados, mientras que la otra estaba aterrada por el espectáculo, solté el cuerpo de Miriam y me acerque a Casandra la agarré de cuello y la lance contra el escritorio del profesor, ella se dio cuenta de que era yo, me pedía perdón y empezó a llorar yo me reí y me mostré ante ella le mire fijamente a los ojos y le dije: YA ES TARDE PARA QUE PIDAS PERDÓN, TE HARÉ TRIZAS JAJAJAJA…. Ella grita y trata de escapar, en eso yo la agarró de los cabellos y la arrastro hacia una esquina, luego agarró una de las carpetas y se la empiezo a aventar una y otra vez en su cuerpo, ella muere pero yo no paraba hasta que le ice trizas la cabeza, ahí recién paro y dejo el salón, a la mañana siguiente la señora de la limpieza entra y ve la masacre que había hecho y aterrada va donde la directora y le cuenta lo que había visto y esta sale a ver el salón, se asombra y llama a los padres de Miriam y Casandra, ellos llegan y no podía creer lo que veían, pero estaban destrozados que denunciaron a la directora, por fin veía justicia, la directora fue apresada y por todo lo sucedido mandaron cerrar el colegio, yo aún quería matar a las chicas que faltaban, fui a la casa de María y la encontré en su cuarto, estaba llorando por sus amigas, yo la mire con odio porque ella me había alejado de mi amiga, pero me quedo ahí observándola para encontrar un buen momento para matarla, en eso ella entra a darse un baño, ahí estaba relajándose en el agua, era mi oportunidad, alzo una secadora que estaba ahí la prendo y la tiro al agua, ella se estaba electrocutando, eso me fascinaba jajajajaja. …. María estaba hecha un humo, ya estaba muerta, por último fui a buscar a Silvia la que me empujó he izo que muriera, fui a su casa y la encontré en la cocina, estaba comiendo con su familia, sus padres también tenían que pagar por mi muerte porque ellos hicieron que metieran más rápido al reformatorio a Liliana, solo para que no averiguaran bien el caso porque sabían que su hija era la culpable, yo cerré bien las puertas y empecé mi venganza, ice que todos los cuchillos se elevaran y los atravesarán por todo sus malditos cuerpos, ellos agonizaban, había mucha sangre, luego veo que Silvia se arrastraba para escapar yo de inmediato la agarró y la arrastró hasta su cuarto, ahí la hago ver al espejo y yo me veo reflejada en él y ella asustada decía que la perdone, a eso no me importaba y empiezo a azotar su cabeza varias veces contra el espejo, la sangre chorreaba por los filos del espejo su rostro estaba destrozado, los ojos ya se le colgaba por la cara, aun así no me detuve estaba llena de ira, después de un rato la lanzo hacia el suelo, ya muerta la dejo ahí y vuelvo a la cocina, con la sangre que había escribí en la pared que Liliana era inocente y que yo hice justicia con los verdaderos culpables. Luego regreso hacia el colegio, sabía que estaba condenada por mis actos, y el colegio era el único lugar donde podía estar, pasado el tiempo me entero de que Liliana había salido libre, y que continuo con su vida, eso me hizo feliz ahora ha pasado varios años y el colegio se ha vuelto en un albergue, aquí estoy con estos niños, yo los cuido de aquellos que quieren hacerles daño.

 

Autor: Anónimo

Derechos Reservados

¿Te ha gustado esta historia?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar esta historia.

REDE
Author: REDE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.